Carta de la Hermana Mayor

 

Queridos hermanos:

El pasado mes de julio, comenzó una nueva andadura en nuestra Archicofradía.

En primer lugar, quiero transmitiros, con estas primeras palabras, mi agradecimiento por la confianza que habéis depositado en mí para estos años.

La Archicofradía ha ido creciendo desde su constitución en 1507. A través del tiempo y con el trabajo y la ilusión de muchos hermanos, hemos llegado hasta nuestros días. Como es natural, ha habido épocas de mayor crecimiento y otras de mayor dificultad. Hemos tenido etapas en las que hemos avanzado en nuestros fines espirituales y momentos en los que hemos crecido patrimonialmente, pero siempre, sin ninguna duda, desde el cariño que los propios hermanos han puesto a lo largo de nuestra historia  para que nuestra Archicofradía sea lo que hoy es.

Si todo transcurre como es el deseo de la nueva Junta de gobierno, será un tiempo para afianzar el trabajo realizado por lo que nos precedieron y avanzar acorde a los nuevos tiempos y a nuestros pilares básicos, recogidos en nuestros Estatutos, relacionados con el culto, la caridad y la formación y el servicio a la Iglesia. Y en ello, nos irá todo nuestro empeño como objetivo fundamental.

Asimismo, como es sabido por todos, será una época en la que deberemos esforzarnos para hacer frente a los compromisos económicos de la cofradía. Estoy convencida de que, si todos aportamos nuestro granito de arena y remamos en la misma dirección, conseguiremos cumplir con dichos compromisos.

Bienvenida sea toda la ayuda que nos prestéis. La Archicofradía la forman todos sus hermanos. Os invito a que os adhiráis a los equipos de trabajo que se han creado en todos los departamentos. Tened en cuenta que las puertas de nuestra casa de hermandad permanecen abiertas de par en par para que todos, absolutamente todos, pasemos por ellas con toda la frecuencia que a cada uno le sea posible.

Os invito a informaros de todo lo que acontece en la Archicofradía en la página Web y en las redes sociales. En ellas, podréis encontrar todas las publicaciones relativas a nuestra cofradía; tanto de su historia y patrimonio como de los cultos y actividades que se realizan a lo largo del año y todas las noticias que se van produciendo.

Por último, os ruego que seáis generosos en vuestra comprensión. No siempre acertaremos pero, lo que si os puedo garantizar, es que vamos a derramar todo el cariño que le tenemos a nuestra Archicofradía en forma de trabajo y esfuerzo por llevarla al sitio soñado y fijado por los que nos precedieron, a lo más alto. Y lo haremos con la humildad que caracteriza a la Archicofradía de la Sangre y con el rigor que nos exige el mandato que nos habéis confiado.

 

Que el Santísimo Cristo de la Sangre y María Santísima de Consolación y Lágrimas os den su bendición y su protección en todo momento.

A vuestra entera disposición.

Un abrazo.

Laura Berrocal Montañez

 

Hermana Mayor